Bar Restaurante Piscis en la playa de Punta Umbría (Huelva)

Actualización 07/02/2017

En el verano de 2016 pude comprobar como el Piscis de toda la vida había vuelto a abrir bajo la misma dirección pero en una nueva ubicación. Ahora podemos encontrar el Bar Restaurante Piscis a dos pasos de la Avenida del Oceano, concretamente en la Calle Sextante, muy cerca del Hotel Pato Amarillo.

Son muchos los recuerdos que tengo del «Piscis», un pequeño bar – restaurante de Punta Umbría situado en uno de los locales bajo el Hotel Pato Rojo en la Avenida del Atlántico.

Era de esos restaurantes abiertos desde Semana Santa en los que aquellos que poseemos apartamentos en la zona de playa de Punta Umbría solíamos acudir para comer y cenar en los días en los que visitábamos la ciudad fuera de la temporada turística.

No era raro pasar la Semana Santa en Punta Umbría y comer y cenar todos los días en el «Piscis», o acudir en Junio a la playa con la intención de limpiar el apartamento de cara a la temporada estival y terminar haciendo vida en el «Piscis».

Hace unos años, los propietarios del «Piscis» nos comunicaron que estaban de pleitos con los propietarios del local y que casi con toda seguridad terminarían cerrando y poniendo punto final a una trayectoria de bastantes años dando un buen servicio de comidas con la mejor de las atenciones, como así terminó sucediendo.

Hará cosa de unos dos años, descubrí paseando por el Centro Comercial Punta Almenara de Punta Umbría, frente al Barcelo Beach Resort, un nuevo bar – restaurante con el mismo nombre «Piscis», situado en un lateral de la plaza principal del centro comercial.

Ayer, me dispuse a visitar el nuevo «Piscis» para probar por primera vez en esta temporada las coquinas y chocos Onubenses.

Cenando en el nuevo «Piscis» de Punta Umbría:

«Según nos dicen, este otro Piscis se encuentra cerrado actualmente»

A simple vista el «Piscis» no es gran cosa en cuando a instalaciones. Un pequeño local con la barra y la cocina al fondo y una terraza en el lateral del Centro Comercial Punta Almenara de Punta Umbría con unas 10 mesas.
Era Domigo noche, un día que en principio no es bastante movido, lo gordo es el Viernes y Sábado, días de mayor afluencia de visitantes a Punta Umbría, aún así me sorprendió que para 10 mesas en la terraza hubiera 4 camareros.

No tuvimos problemas para ocupar una de las mesas de la terraza. Eran las 20:30 horas y tan solo había ocupadas unas 3 mesas más de las 10 dispuestas.

Tan rápido como nos sentamos un camarero tomó nota de nuestras bebidas. Con sorpresa y sin que pasara un minuto, otro camarero se acercó a nuestra mesa a tomar también nota de nuestras bebidas, y para rematar la faena, a los dos minutos, otro camarero más nos preguntó si habían tomado nota de la bebida.

Fue cuando nos miramos y pensamos que algo fallaba en el nuevo «Piscis», aunque rápidamente comprendimos que el problema radicaba en a falta de coordinación entre los camareros de la terraza.

No soy un entendido en llevar y atender terrazas de bares y restaurantes, pero entiendo que si tienes 10 mesas y 4 camareros para atenderlas, a parte de numerar las mesas, estas se deben asignar a los distintos camareros, de tal forma que un camarero de ocupe de 2 ó 3 mesas, otro camareros de otras 2 ó 3, y así sucesivamente.

Nuestra estancia en el nuevo «Piscis» del Centro Comercial Punta Almenara de Punta Umbría no dejaría de depararnos sorpresas.

Fuimos testigos de como comenzó una discursión entre los camareros que atendían la terraza, el camarero que atendía la barra y los cocineros. Discursión a voces de las que nosotros y otro par de mesas ocupadas fuimos testigos.

También comprobamos como unos de los ocupantes de una de las mesas renunciaba y abandonaba incluso después de haber realizado su pedido, desconozco el motivo, pero también fui testigo de como en otra mesa una pareja se desesperaba por llevar esperando su cuenta bastante tiempo.

A nosotros nos sirvieron relativamente rápido. Una variante nueva de las tradicionales coquinas de Punta Umbría y unos chocos bastante fritos, por decir algo.

Pero tanto camarero, más que agilizar el servicio termina por ralentizarlo. En la mesa contigua a la nuestra, una familia permaneció 10 minutos esperando un bote de Ketchup hasta el punto de que fue la misma señora la que se tuvo que levantar e ir a por él.

Yo mismo tuve que hacer el mismo camino emprendido por la señora para coger un «potito» que había entregado al camarero para que me lo calentaran, tras ver como el encargado de la barra lo metía y sacaba del micro ondas como unas 3 veces porque se enfriaba al olvidarse de que lo tenía calentando, este terminó por colocarlo sobre la barra a la cuarta vez. Allí permaneció el «potito» sin que el encargado de la barra le preguntara a alguno de los camareros por su procedencia y sin que alguno de los camareros se hiciera cargo de él.

En resumen, no soy muy de cenar en el Centro Comercial Punta Almenara de Punta Umbría, soy de los que piensan que los distintos restaurantes que allí se sitúan van más en busca del turista del Barcelo Beach Resort o de los Apartamentos Leo, turistas en su mayoría extranjeros, por eso suelo frecuentar más el pueblo de Punta Umbría a la hora de comer o cenar fuera de casa, pero esa tarde fue una excepción, quería probar si el nuevo «Piscis» guardaba algo del antiguo negocio donde pasábamos bastante horas comiendo y cenando.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Subscribe
Notify of

2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments